Conocer Gente en Málaga | Encuentra nuevas amistades | Málaga
¡¡¡ Bienvenid@ a Foro Conocer Gente Málaga !!!

Para poder participar (y no perderse nada), necesitará estar Registrado (Rápido, Fácil y Gratuito) y Conectado.

Tras registrase, NO OLVIDE PRESENTARSE !!!

Gracias por su visita.

** AVISO DE FORO CONOCER GENTE MÁLAGA**:

El propósito de este Foro es conocer Gente Nueva, NUEVAS AMISTADES, en Global, en conjunto, en grupo... tanto en el Foro/ Facebook del Foro como en las Kedadas...

NO es una página tipo Meetic, Badoo, eDarling... cuya intención sea que las personas lo utilicen con el propósito de tener relaciones con una sola persona (de ligar, buscar un rollo.... etc.).

Aquell@s que no compartan esta intención única de crear un grupo de amigos serán expulsados del Foro.

Deseamos que haya comprendido la intención de la página, y siendo así, disfrute de conocer nuevas amistades.

La Dirección de Foro Conocer Gente Málaga
¿EL MEJOR PSICÓLOGO EN MÁLAGA?
Guía para encontrar al Mejor Psicólogo en Málaga
¿Te gusta este Apartado del Foro?
REGÍSTRATE
 Registrarse
CONÉCTATE
 Conectarse

¿Crees que tu hijo podría estar siendo víctima de bullying?

Ir abajo

¿Crees que tu hijo podría estar siendo víctima de bullying?

Mensaje por Venus90 el Sáb Oct 20, 2018 12:30 pm

Claves para detectar si tu hijo está siendo víctima de bullying en el colegio o instituto

El  bullying o acoso escolar no es un hecho aislado, así lo demuestran algunos estudios. Por ejemplo, el informe Cisneros X sobre “Acoso y Violencia Escolar en España” reveló que un 23.4% de los alumnos matriculados entre segundo de primaria y primero de bachillerato eran víctimas del bullying. Además, un 53.6% de las victimas de bullying acaban padeciendo síntomas de estrés postraumático.

¿Crees que tu hijo podría estar siendo víctima de bullying?



Qué es el bullying
El bullying o acoso escolar es una conducta agresiva que ejercen ciertos chicos o chicas hacia algún compañero de colegio con el fin de hacerle daño, humillar o incomodar. Psicólogos en Málaga especializados en adolescentes indican que el acoso escolar implica un comportamiento agresivo que se mantiene a lo largo del tiempo y, aunque en un primer momento la víctima puede haber tenido alguna cuota de responsabilidad en el hecho que dio lugar a la violencia, la conducta agresiva se mantiene incluso si el niño ha pedido disculpas ya que el acosador disfruta con esa situación.

Además, en los casos de bullying generalmente se manifiesta una relación desigual ya que la víctima es más débil o no tiene los recursos necesarios para hacerle frente a la agresión pues cree que es incapaz de defenderse o de hacer algo para evitar el acoso.

Algunas de las formas más extendidas de acoso escolar son:

El niño o adolescente es golpeado o empujado con frecuencia por otro/s.
Recibe amenazas sobre lo que le podría ocurrir si no sigue las órdenes del agresor o si le cuenta a alguien su situación.
Sufre daños frecuentes a sus propiedades o se las roban.
Lo ridiculizan constantemente, casi siempre delante de otros niños o adolescentes.
Se le excluye de las actividades que normalmente los estudiantes realizan en grupo, para lo cual el acosador suele recurrir a rumores que lo ponen en ridículo.

De hecho, ignorar a la víctima y excluirla de las actividades sociales es la forma de maltrato más frecuente, seguida por las agresiones verbales, las amenazas y, solo en última instancia, se llega a la agresión física directa.


Síntomas del bullying
La mayoría de los padres piensan que si su hijo fuese víctima del bullying, este se los contaría. Sin embargo, en la mayor parte de los casos no es así. No se trata de falta de confianza o de que no hayas sabido crear un entorno comunicativo adecuado sino fundamentalmente de que el niño cree que es culpable y siente vergüenza por lo que le sucede. En otras ocasiones le amenazan para que no lo cuente. De una forma u otra, hay algunos signos que te ayudarán a detectar si tu hijo está pasando por esta situación.

Cambios en su estado de ánimo. Puedes notar que está más triste y apagado que de costumbre o que llora sin una razón aparente. También se puede mostrar más irritable, angustiado o muy ansioso.
Cambios en su comportamiento habitual. Algunos niños pueden empezar a tartamudear, desarrollar tics nerviosos o tratar de manera más agresiva a sus hermanos u otros niños.
Trastornos del sueño. Algunos niños experimentan problemas para conciliar el sueño y otros comienzan a presentar pesadillas o terrores nocturnos, a través de los cuales vuelven a vivir su miedo.
Cambios en el apetito. Lo más usual es que su apetito disminuya pero en algunos casos puede aumentar.
Rechaza ir al colegio o instituto.  A veces el niño o adolescente se niega directamente a asistir a clase pero en otros casos inventa enfermedades para faltar. Cuando se trata de niños mayores o adolescentes, estos suelen ausentarse de clase por lo que a menudo los padres se enteran de la situación a través del maestro.
Pérdida de la autoconfianza. El acoso sistemático hace que el niño pierda la confianza en sus habilidades.
Tiene golpes o arañazos. Los golpes son un signo de que ha habido violencia de por medio. A menudo cuando se trata del acoso escolar, el niño intentará esconder el hecho diciendo que no recuerda como se provocó esos golpes.
Regresa con sus objetos dañados. A menudo el bullyingimplica el daño o incluso el robo de los objetos personales así que será mejor que revises sus pertenencias cada cierto tiempo.
Disminuye su rendimiento académico. A un niño o adolescente preocupado le suele costar trabajo concentrarse en las clases por lo que es común que obtenga calificaciones más bajas y que le preste menos atención a los proyectos escolares.
Aparecen problemas somáticos. Cuando las tensiones emocionales no se expresan, a menudo aparecen síntomas somáticos. Los más comunes son: dolor de cabeza, náuseas, vómitos, problemas intestinales, enfermedades de la piel y tics nerviosos. Lo más usual es que estos síntomas se intensifiquen durante la tarde-noche del domingo, que es cuando más nervioso se siente el niño ante la expectativa de que el lunes tendrá que enfrentarse de nuevo al acosador.
Abandona actividades que antes le agradaban. Es probable que el niño o adolescente prefiera evitar salir a la calle y se recluya dentro de casa evitando aquellas actividades que antes solía disfrutar. También es usual que rehúse acudir a las actividades extraescolares.
Disminuye el contacto con sus compañeros. Puedes notar que ya no invita a sus compañeros de clase a casa o que rehúye compartir con sus amigos.
Expresa opiniones negativas sobre el colegio, los profesores o sus compañeros. A veces el niño no encuentra una manera adecuada para expresar lo que está sufriendo pero lo indica a través de frases generales que dejan entrever su dilema, como por ejemplo: “odio a todos los niños del colegio” o “los profesores son estúpidos”.

Si notas algunas de estas señales, lo ideal es que hables con tu hijo sin presionarle demasiado y que te mantengas al tanto de los cambios en su comportamiento. Es importante que desde el primer momento sepa que puede contar con tu apoyo incondicional.

Consecuencias del bullying
El acoso escolar deja huellas en quien lo padece, sobre todo si no recibe ayuda y sufre en silencio las humillaciones durante mucho tiempo. Una investigación  realizada en la Universidad de Rochester incluyó a casi 1.000 niños y desveló que quienes habían padecido bullying y aislamiento social durante sus años escolares tenían mayores probabilidades de sufrir algún trastorno psicológico después de los 18 años ya que cuando estos niños o adolescentes se aíslan, si no reciben ayuda, pueden terminar convirtiéndose en solitarios crónicos, con consecuencias nefastas para su salud mental.

Tratamiento del bullying
A menudo el niño o adolescente se siente tan avergonzado de lo que le sucede que esconde sus sentimientos y no desea demostrar cuánto le ha afectado la situación. Sin embargo, las heridas emocionales se han producido y es necesario cicatrizarlas. En estos casos, la psicóloga especialista María José Polo, colaboradora del gabinete Psicólogos Málaga PsicoAbreu indica la importancia de que estos hechos sean evaluados por un psicólogo especializado para evaluar los posibles daños y ayudar al niño o adolescente víctima de bullying a superar el trauma que se puede haber creado.

Si como padre crees que tu hijo está siendo acosado en el colegio, es el momento de poner los límites adecuados y buscar ayuda psicológica según recomiendan los expertos.

Fuente: Diario Malagaldia.es

Venus90
Novatill@
Novatill@

Fecha de inscripción : 19/04/2013
Mensajes : 6
Puntuación Posts : 1

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.